18 AÑOS DE EXPERIENCIA EN DISEÑO WEB
Hosting

El hosting es un servicio que tendrá gran relevancia en el funcionamiento de tu página web. Tener un buen servicio de hosting te asegura un funcionamiento libre de inconvenientes y proyecta una imagen de profesionalismo y seriedad.

Existen varios tipos de hosting a los que puedes acceder. Cada tipo está pensado para cubrir las necesidades de distintos tipos de sitios web. Por eso, es importante que sepas bien qué clase de página web quieres, así podrás elegir el servicio de hosting ideal.

Los aspectos que debes vigilar al elegir un hosting son si incluye dominio y cuentas de correo, cuánto espacio de disco ofrece y qué tipo de disco es, cuál es la transferencia de datos mensual, si ofrece un sistema de backup, cuáles protocolos de seguridad tiene y la posibilidad de upgrade que tenga

¿Qué es un hosting?

En palabras simples, el hosting, que también es conocido como almacenamiento web, es el espacio físico que rentas en un servidor en el que puedes guardar toda la información de tu página web y que permite que tu sitio sea visible entre los usuarios de Internet. Los proveedores de hosting son los que te ofrecen el servicio de almacenamiento.

¿Cómo funciona el hosting?

El hosting funciona como una memoria USB. En ella simplemente guardas tus documentos y no sirve para nada más que para contener la información que deseas. En palabras fáciles, el hosting se limita a guardar la información de tu sitio. Cuando un usuario quiere ver la información almacenada, Internet busca dicha información en el servidor que la almacena y muestra los datos.

¿Qué diferencia hay entre hosting y dominio?

Cuando hablamos de hosting nos referimos al espacio en el que almacenas toda la información de tu sitio, mientras que el dominio es el nombre que asignas a tu página en internet para que los usuarios puedan encontrarte fácilmente y accedan a tu contenido.

¿Qué tipos de hosting existen?

Si bien el mercado ofrece varios tipos de hosting que cubren distintas necesidades, te presentamos los seis más comunes:
Cada uno de ellos con diferentes prestaciones y especialmente creado para las necesidades específicas de cada cliente.

Hosting compartido

El hosting compartido es un tipo de alojamiento donde el proveedor alquila pequeños espacios a varios sitios web dentro de un mismo servidor. Así, todos los clientes alojan su contenido y a la vez comparten los recursos del servidor, entre otros CPU, procesador, memoria RAM, ancho de banda, dirección IP o la transferencia mensual de datos.

Qué es un servidor dedicado

Un servidor dedicado es aquel cuyo uso exclusivo es de un solo cliente. Es decir, no comparte recursos con otras personas o empresas, puesto que utiliza un servidor entero, por lo que el rendimiento no se ve afectado por el tráfico, como puede suceder con el hosting compartido, además de que cuenta con un mayor nivel de seguridad.

VPS (Servidor Privado Virtual)

Un Servidor Privado Virtual (o Virtual Private Server en inglés), es un servicio de almacenamiento web caracterizado por un servidor físico dividido en particiones virtuales independientes capaces de trabajar con su propio sistema operativo y sin compartir recursos con otros VPS. La prestación es similar al hosting compartido, pero con los beneficios de un servidor dedicado.

Cloud hosting o servidor en la «nube»

La principal ventaja del cloud hosting es que pagas solo por lo que usas a diferencia de los demás servicios que ya tienen paquetes preestablecidos.

Reseller o hosting revendedor

El reseller hosting es básicamente la reventa del servicio de almacenamiento web. Es decir, adquieres el servicio de alojamiento con un proveedor y a la vez tienes clientes que te pagan por un hosting dentro del mismo plan que contrataste.
Como revendedor puedes incluir dominios externos o crear subdominios, además de crear los planes de hosting para clientes.

Mail hosting (almacenamiento de correo).

Actualmente existen empresas que brindan la posibilidad de tener una cuenta de correo electrónico personal de forma gratuita; algunas de las marcas más conocidas son Hotmail, Gmail y Yahoo. Sin embargo, el servicio de mail hosting te permite registrar tu propio nombre de dominio y tener un servicio profesional de correo.